Argentina tendrá su primera escuela sustentable
Escuela sustentable

Bajo el sistema desarrollado por el arquitecto norteamericano Michael Reynolds, conocido como "el guerrero de la basura", 150 voluntarios edifican un establecimiento con llantas, botellas, latas y otros materiales reciclados, que además se autoabastece.

La primera escuela sustentable argentina abrirá sus puertas en marzo, en la localidad bonaerense de Mar Chiquita. Bajo el método de "bio-arquitectura", creado por el arquitecto norteamericano Michael Reynolds, su estructura utiliza materiales reciclados y se abastece a partir de recursos provenientes de fuentes renovables.

Para su construcción se utilizaron más de 2000 cubiertas usadas, 4000 botellas y 8000 latas recicladas. La provisión de energía eléctrica se realizará a través de una red de paneles solares. También se abastecerá con agua de lluvia y el acondicionamiento de la temperatura del edificio podrá mantenerse entre 18° y 25° todo el año, gracias a su diseño.

El proyecto "Una Escuela Sustentable Argentina" se inició en 2016, cuando el municipio de Mar Chiquita definió un Plan de Educación Ambiental y decidió convocar a Amartya, entidad dedicada a promover la cultura de sustentabilidad, y la ONG Tagma, de Uruguay, que ya había edificado la primera escuela sustentable de América latina, en la localidad uruguaya de Jaureguiberry, a 80 kilómetros de Montevideo.

Sobre un terreno cedido por el gobierno local, la escuela ocupa 350 metros cuadrados en los que puede albergar a 150 chicos de nivel primario, de entre seis y 12 años. Las paredes exteriores y el tejado están cubiertas por paneles fotovoltaicos, y también contará con aerogeneradores para aprovechar la energía del viento y el sol. Además de estar construida en un 60% con materiales de desecho, la escuela reciclará y reutilizará los desechos y recolectará el agua de lluvia.

Además, los alumnos podrán cultivar sus alimentos en una huerta dentro del predio, donde también el resto de la comunidad podrá proveerse de frutas y verduras naturales. Los desechos orgánicos provenientes del comedor serán transformados en compost que se utilizará para el abono de las huertas. 





Seguinos!

Lee nuestras últimas noticias en las redes sociales!