Cómo hacer tu propio shampoo de aloe vera
shampoo solido de aloe vera

Los productos de belleza que usamos generalmente, suelen estar elaborados con componentes químicos de los que no tenemos conocimiento, y poco sabemos acerca de su impacto en nuestro cuerpo y en el medio ambiente. Sin embargo, existe una manera sencilla de evitar o disminuir su uso, y es creando nuestros propios productos, con ingredientes naturales. 

En un posteo anterior, compartimos los beneficios del shampoo sólido. Es por eso que ahora te acercamos una receta para que puedas elaborar el tuyo. Existen muchísimas variedades de esencias y aceites que pueden combinarse para lograr atributos ideales para cada tipo de cabello. A continuación, este shampoo de aloe vera, no solo dejar el cabello limpio, sin necesidad de usar tóxicos, sino que además lo fortalece, mejora su brillo y grosos, y evita la caída.

Ingredientes para hacer shampoo sólido de aloe vera casero

  • 1 hoja de aloe vera
  • 1 hoja de romero (fresco)
  • Medio kilo de jabón de glicerina
  • 2 cucharadas de zumo de limón
  • 150 ml de agua mineral o filtrada
  • 2 cucharadas de aceite de almendra dulce

Modo de preparación 

  • En una batidora o con un mixer, mezclar el agua, la hoja de aloe vera y el romero
  • Colocar la mezcla obtenida a baño maría. Cuando esté caliente, colocar, de a poco, el jabón de glicerina picado con cuchilla o rallado (para que se integre fácilmente). 
  • Agregar el limón y el aceite de almendras.
  • Una vez derretido, verter en un molde rectangular, dejar endurecer y cortar en pequeños rectángulos (rinde más de una barra). Se puede usar papel parafinado para envolver y conservarlo.

Modo de uso del shampoo sólido

Una vez humedecido el cabellos, frotar toda la zona con el shampoo y masajear suavemente para que penetre hasta el cuero cabelludo. Dejarlo actuar entre 5 a 10 minutos. Enjuagar bien el pelo con agua limpia. Es aconsejable usarlo de una a tres veces por semana.





Seguinos!

Lee nuestras últimas noticias en las redes sociales!