Francia inaugura su primera ruta solar
carretera solar Francia


Más de 1.000 kilómetros cubiertos por alrededor de 3.000 placas fotovoltaicas componen la primera ruta francesa en ser abastecida por energía solar.


Junto a la pequeña localidad de Tourouvre-au-Perch, en Normandía, este avance hacia el consumo sustentable de recursos fue posible luego de más de cinco años de investigación de la empresa Colas, filial de Bouygues que desarrolla estas carreteras solares a partir de la tecnología bautizada Wattway, en colaboración con el Instituto Nacional de la Energía Solar (INES). Según cálculos de la Agencia de Medio Ambiente oficial (ADEME), citada por la empresa, 20 metros cuadrados de estos paneles son suficientes para cubrir el gasto energético de una vivienda.


La ejecución del proyecto no necesitó disponer de nueva infraestructura. Las baldosas en las que se incorporan los paneles solares se colocan directamente sobre el asfalto de las carreteras ya construidas. Su envoltorio es lo suficientemente resistente como para aguantar el paso de pesos pesados. 


De acuerdo a los promotores de la iniciativa, el tránsito solo cubre las placas entre el 10 y el 20% del tiempo, dejando el resto del día la superficie al descubierto y creando una oportunidad para aprovechar la energía solar sin necesidad de invadir la superficie agrícola. La electricidad producida puede conectarse directamente a puntos de consumo local, como luces o semáforos, o a una red de distribución o almacenamiento de energía.


Sin embargo, muchas voces se mostraron escépticas frente a esta iniciativa, ya que su ejecución le significó al Estado francés una inversión de 5 millones de euros.


Más allá de las posiciones contrarias, es un buen punto de partida para que el uso de fuentes alternativas de energía se establezca en la agenda de los gobiernos y empiece a transformarse en una política de Estado.





Seguinos!

Lee nuestras últimas noticias en las redes sociales!