Ideas fáciles para reducir el desperdicio de alimentos
Despedicio de alimentos

En Argentina, el desperdicio de alimentos alcanza las 16 toneladas anuales, que en su mayoría se deben a las pérdidas ocasionadas en etapas de producción, procesamiento y logística. Este es el escenario a nivel local, más allá de que existen alrededor de 2 millones de personas en el país que sufren hambre todos los días. 

Además de nuevas políticas de públicas, como la que propone el Banco de Alimentos a través de la Ley Donal (si querés saber más y sumar tu firma podés ingresar aquí), existen algunos gestos simples que pueden ayudar a disminuir los desechos que se dan a partir del consumo en el hogar.

Reducir el desperdicio de alimentos implica estar pendientes de no pasarse con las raciones para poder comer todo lo que hay en el plato, vigilar las fechas de caducidad o cumplir con los requisitos para el almacenaje.

  • Considerar productos más allá de su frescura: 

Además de elegir las cantidades a comprar y la forma en la que lo vamos a almacenar para garantizar su durabilidad, si no solemos consumir las frutas y verduras frescas a pocos días de su compra, puede ser una buena opción contemplar los productos deshidratados, en conserva o envasados al vacío.

  • Mantener el orden

El objetivo es poder abrir la heladera o alacena y poder ver rápidamente qué es lo que hay y qué deberíamos consumir primero, a fin de evitar su desperdicio.

  • Ajustar las raciones

No todos tenemos el mismo apetito, ni las mismas necesidades nutricionales, por lo que utilizar platos del mismo tamaño, sobre todo cuando son especialmente grandes, acaba siendo sinónimo de tirar comida.

  • Usar la totalidad del producto

No todos tenemos el mismo apetito, ni las mismas necesidades nutricionales, por lo que utilizar platos del mismo tamaño, sobre todo cuando son especialmente grandes, acaba siendo sinónimo de tirar comida.

  • Revisar diariamente frutas y verdura

Al igual que la recomendación del orden, este punto nos permite saber cuáles son las frutas y verduras que tenemos que consumir con mayor anticipación. Pese a que la mayoría de ellas aguantan bien a temperatura ambiente si podemos almacenarlas en un lugar seco, fresco y bien ventilado, hay que tener en cuenta que son alimentos con una vida útil breve.





Seguinos!

Lee nuestras últimas noticias en las redes sociales!